sábado, 16 de octubre de 2010

Venezuela compra 35 tanques en Rusia.


Además de vender pasivos en Alemania y asegurar el apoyo ruso para una central nuclear, el presidente Hugo Chávez escuchó al presidente ruso, Dimitri Medvédev, asegurar que Moscú no reducirá la cooperación técnico-militar con Caracas, tras reunirse ambos gobernantes en la sala Malaquita del Kremlin.

"En esta esfera ni siquiera ahora hemos disminuido sus revoluciones", afirmó Medvédev. Anteriormente, responsables de los dos países firmaron una serie de acuerdos concernientes al petróleo y la energía nuclear.

Así, fue firmado un acuerdo por el dirigente de la Agencia rusa de energía atómica Rosatom, Serguei Kirienko, y un responsable venezolano, para la construcción de la primera central de este país en Latinoamérica.

Además, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, anunció que suministrará en breve 35 tanques a Venezuela tras reunirse con el presidente venezolano, Hugo Chávez, al que prometió la venta de otras armas.

"Rusia cumple plenamente con los acuerdos bilaterales en el terreno de la cooperación técnico-militar. En breve Rusia tiene previsto suministrar una nueva partida de armamento. Se trata de 35 tanques", aseguró Putin en rueda de prensa conjunta con Chávez en su residencia de Novo-Ogoriovo, en las afueras de Moscú.

"Estamos dispuestos a suministrar tanques y, con respecto a otros tipos de armamento, también lo haremos de forma amplia. Las empresas rusas han comenzado a trabajar de acuerdo a sus pedidos"

Aunque Putin no lo precisó, los expertos consideran que se trata de los tanques T-72 y los T-90, que sustituirían a los MX-30 franceses y que ya han sido adquiridos por una treintena de países, entre ellos Irán y Siria.

Por su parte, Chávez subrayó que "el tema de la cooperación militar, por la que tanto nos atacan, va muy bien".

"Ahora, sí tenemos unas Fuerzas Armadas", aseveró Chávez, quien mencionó algunas de las compras de armamento ruso realizadas por Caracas en los últimos años: blindados, cazas Sujói, que describió como "el mejor avión del mundo", o fusiles Kaláshnikov.

Moscú entregará a Caracas para la adquisición de ese armamento pesado un crédito de 2.200 millones de dólares; lo cual se agrega a la consideración de que el principal cliente latinoamericano de la industria militar rusa, lo que preocupa a Estados Unidos y Colombia, es Venezuela, con un monto de 4.400 millones de dólares en compras de armas.

La agencia oficial RIA-Nóvosti comentó que Caracas podría recibir las baterías antiaéreas con misiles S-300 que Moscú decidió no suministrar a Irán debido a las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada