domingo, 14 de marzo de 2010

Fuerza Aérea Venezolana recibió los primeros aviones chinos K-8


Venezuela recibió este sábado las primeras aeronaves K-8W de entrenamiento y ataque ligero adquiridas a China, como parte del fortalecimiento del sistema de armas venezolano, con el fin de resguardar el espacio aéreo venezolano, fortalecer la vigilancia fronteriza y la lucha contra el narcotráfico.

Este es el primer lote de un total de 18 aeronaves adquiridas por el Gobierno Venezolano en el marco de acuerdos de cooperación bilateral que incluyen soporte técnico y capacitación de pilotos de la Fuerza Aérea de Venezuela.

El presidente venezolanos, Hugo Chávez, calificó la entrega de las aeronaves, llevada acabo en la base aérea Vicente Landaeta Gil, ubicada en Barquisimeto (centro) como un día históricos para las Fuerzas Armadas de su país.

"Este es un día histórico para nuestra Fuerza Armada Bolivariana, para Barquisimeto, Venezuela, y para nuestra revolución", expresó Chávez al autorizar la realización del acto de entrega.

Sobre la capacitación técnica de los pilotos y la adquisición de las aeronaves, el mandatario expresó que es "sólo para defender nuestra patria, no tenemos planes de agresión contra nadie" y destacó que es una obligación del Gobierno con el pueblo venezolano "la capacitación para defendernos de cualquier manera externa o interna".

La incorporación de los aviones es parte de un reforzamiento de la vigilancia que lleva a cabo el Gobierno venezolano y que incluye además la instalación de radares, luego que en 2002 Estados Unidos retiró tres de ellos que estaban dados en comodato y suspendió también la entrega de piezas y mantenimiento.

La contratación de los K-8W fue firmada luego que Estados Unidos bloqueó la compra de 24 aviones súper tucanos a Brasil por tener componentes norteamericanos, razón por la cual el mandatario venezolano afirmó que la adquisiciones de los aviones chinos "deja de lado la intención del imperio yanqui de desarmar a Venezuela", un plan que según denuncia el jefe de Estado comenzó desde los años ochenta.

"Agradecemos al Gobierno chino su voluntad indeclinable para apoyar a Venezuela", dijo el presidente Hugo Chávez al tiempo que valoró el papel de los pilotos venezolanos que recibieron capacitación en la República Popular China.

Venezuela cuenta ya con 11 pilotos y 56 técnicos preparados en China para la utilización de las nuevas aeronaves, según informó el coronel Alejandro González, jefe del programa K-8W.

Por su parte, el viceministro de aeronáutica de la República Popular China y vicepresidente de la Industria de Aviación, Li Yuhan, manifestó la intención de su país de ampliar de forma continua la cooperación con Venezuela y afirmó que ofrecerán "soporte técnico, más aviones y armamento aeronáutico a la Fuerza Militar " venezolana.

Yuhan agradeció la confianza del Gobierno de Venezuela por la adquisición de los nuevos aviones K-8W "a nombre de los 4 mil 700 trabajadores de la industria aeronáutica de China. Presidente Chávez, gracias por su confianza, gracias por confiar en nuestros aviones".

La Fuerza Aérea venezolana contaba exclusivamente de aviones fabricados en Estados Unidos y que quedaron sin posibilidades de actualización debido al embargo militar que la nación norteamericana ejerce sobre Venezuela, que ha afectado las compras incluso de aviones de entrenamiento y transporte a Brasil y España.

Venezuela decidió considerar la compra de los aviones chinos luego que Estados Unidos vetó la compra de un lote de Tucanos brasileños.

Anteriormente Washington también negó en el 2005 el permiso a la compañía española EADS-CASA para vender a Venezuela diez aviones de transporte C-295 y dos aviones de vigilancia marítima CN-235, que tienen partes estadounidenses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada