domingo, 12 de septiembre de 2010

Se estrelló un Pucará y su piloto murió electrocutado (08-09-10)


Un avión IA58 Pucará de fabricación argentina se estrelló este mediodía en la ciudad santafesina de Reconquista, a 15 kilómetros de la Tercera Brigada Aérea. Su piloto logró eyectarse pero murió a metros de su avión.

El avión, un biturbohelice diseñado en la década de los sesenta y fabricado hasta los noventa, se precipitó a tierra en el paraje Colonia La Lola, aún por motivos que se desconocen, y luego se incendió consumiéndose casi por completo.

En el accidente murió el piloto, el Teniente Mariano Forgit de 27 años de edad, quien realizaba un vuelo de instrucción sin copiloto en las cercanías de la brigada de la Fuerza Aérea Argentina.

Desde la radio Amanecer de Reconquista, informaron a 24CON que desde el paraje La Lola, una colonia aborigen lindera a la base operativa de los Pucará, vieron como al avión primero se le plantó un motor y luego el piloto comenzó a maniobrar para regresar a su aeródromo, “nos contaron que vieron como el piloto intentaba reencender el motor pero no pudo, y después maniobró para caer en un descampado. Esquivó casas y hasta una escuela para poder caer en un sembrado”, apuntó el periodista Javier Pirola.

El Pucará está específicamente diseñado para poder volar, en caso de un inconveniente o de ser alcanzado por fuego enemigo, con un solo motor, por lo que la Fuerza Aérea deberá investigar cual fue el motivo del trágico accidente. “El primer avión que sobrevoló el lugar fue un Cessna, sabían que el piloto se había llegado a eyectar, pero no lo veían, es que estaba debajo de paracaídas”.

La Fuerza Aérea Argentina informó en un comunicado de prensa que “la Junta Investigadora de Accidentes ya se encuentra en el lugar de los hechos con el objeto de determinar las causas que motivaron dicho accidente. Lamentablemente, su único ocupante, falleció instantáneamente”.

Las primera hipótesis disparadas por los testigos del accidente sostienen que el piloto murió por estar a muy poca altura al momento de eyectarse lo que no dio tiempo a que se desplegara completamente al paracaídas, aunque en el lugar donde cayó el avión y su ocupante se pueden ver cortados los cables de alta tensión de la Cooperativa de Servicios Públicos, que opera con la energía en esa zona, por lo que no se descarta que haya muerto por una descarga eléctrica.

En el lugar se encuentra trabajando personal de Bomberos Voluntarios, Policía de Santa Fe, y miembros del Comando de Regiones Aéreas de la Fuerza Aérea.

El avión siniestrado es un IA 58 Pucará, de diseño y producción nacional, matrícula A-598. Salió de la línea de montaje de la ex Fabrica Militar de Aviones (actual Fábrica Argentina de Aviones “Brig. San Martín” S.A) en enero de 1991 e ingresó a formar parte de la dotación de la Tercera Brigada Aérea meses después. El piloto, el teniente Marcelo Forgit tenía 27 años y hacía dos que realizaba tareas en Reconquista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada